En fin, ¡todo lo bueno se acaba!

Hoy hemos realizado la última de las “sesiones” de nuestro particular homenaje a Miguel de Cervantes en el 400 aniversario de su muerte. Ha sido en el Hogar Santísima Trinidad De las Hermanitas De los Ancianos Desamparados de Aguilar de Campoo.

Como en anteriores ocasiones ha sido un placer ver las caras de los residentes y de algunos espectadores de fuera del centro que también se “han colado” a ver la función.

El teatro, Cervantes y su “Juez de los divorcios” nos han despertado un montón de emociones y así lo hemos querido transmitir, con nuestras limitaciones pero con la ilusión de un humilde Club de Lectura de una pequeña biblioteca de pueblo.

image

Solo me queda dar las gracias a nuestra estupendisima directora, María José, a Chelly y María Jesús que hicieron un trabajo genial con los textos biográficos y del Quijote, a la señora jueza, Cobi, al procurador; Montse, el escribano; Rafa, el vejete; Juan Carlos y su particular Mariana, interpretada por Maribel, mi señora doña Guiomar, a la que dio vida Charo, a Mínjaca (Isabel) y su cirujano (Paco), al ganapán interpretado por Loly y al músico (Elena)…. Y a un soldado que se coló por allí …

Un millón de gracias, ¡sois estupendos!